Podemos distraernos en el incesante búsqueda del conocimiento o podemos distraernos en la total y vana inevitabilidad de no tener todo el conocimiento que creemos o queremos tener. La solución a estas distracciones tal vez sea solo una y es que el conocimiento es importante pero no absoluto.

Debemos partir de la base de que obtenemos conocimiento todos los días por el simple hecho de transitar por este mundo lleno de posibilidades y todo lo que vivimos se convierte en conocimiento que si bien no es aplicado y tal vez nunca lo sea, es conocimiento al fin.

La distracción mayor puede ser no solo el tener conocimiento sino el querer aplicarlo. No todo el conocimiento puede ser aplicado porque no todo lo que aprendemos en el transitar por esta vida tendrá una aplicación práctica en nuestro devenir como seres humanos. El conocimiento no es así. El conocimiento es como un cajón de objetos valiosos que con el paso del tiempo pierden valor porque nunca los vemos o nunca los usamos o nunca los enseñamos. El conocimiento entonces es aquello que metimos al cajón pero constantemente usamos y enseñamos y vemos. Todo lo demás es conocimiento no vano sino inútil.

¿Es imperativo obtener conocimiento? Esta pregunta me la hago casi a diario cuando veo a otros que en apariencia tienen y obtienen conocimiento a raudales. Me respondo casi con la misma velocidad con la que me pregunto. Sí, es imperativo.

La siguiente pregunta entonces es inevitable. ¿Qué conocimiento? Pues aquel que como dijimos antes, usas, ves y enseñas porque si no es de ese tipo, va a acabar perdiendo valor en el cajón de las cosas “valiosas”.

El cuánto conocimiento obtener es secundario y por tanto carece de importancia. La cantidad es poca y poco medible cuando hablamos del conocimiento que usamos. Debemos estar ávidos de obtener, aprender y aplicar nuevas cosas, nuevas prácticas, pues todo aporta a un ser que como todos nosotros requiere renovarse en lo que sabe.

3624_1600x1200-wallpaper-cb1267712089

La importancia del conocimiento es tal que resulta imperativo obtenerlo pero resulta igualmente imperativo seleccionarlo para solo obtener aquel que nos es útil descartando todo lo demás que a fin de cuentas somos tantos, que alguien tendré ese conocimiento que no tenemos y le podremos preguntar (y al hacerlo obtendremos más conocimiento -las paradojas de la ignorancia diría yo-).

 

Gracias por invitarme a participar en este espacio. Para mí será un plan

 

Pablo Maldonado

Pablo Maldonado

Contador Público.
Pablo Maldonado

Últimos posts por Pablo Maldonado (ver todos)