La sonda estadounidense Mariner 2 se acerca a 35,000 km de Venus, siendo la primera astronave en tener un encuentro exitoso con un planeta. La sonda fue lanzada desde Cabo Cañaveral el 27 de agosto de 1962 y su misión principial consistía en recibir comunicaciones de la nave en las proximidades de Venus y realizar una medición radiométrica de la temperatura del planeta. Un segundo objetivo era medir el campo magnético interplanetario y el ambiente cargado de partículas. La sonda Mariner consistía de una base hexagonal de 100 cm de diámetro, a la que que se encontraban unidos los páneles solares, instrumentos y antenas. Los instrumentos científicos a bordo eran dos radiómetros (uno para la porción de microondas y otro para la infrarroja del espectro), un sensor de micrometeoritos, un sensor de plasma solar, un sensor de partículas cargadas y un magnetómetro. Estos instrumentos fueron diseñados para medir la distribución de la temperatura en la superficie de Venus, así como de realizar mediciones básicas de la su atmósfera. Debido a la gruesa cobertura de nubes, no se incluyeron cámaras en la unidad Mariner. Tras realizar el escaneado del planeta con el par de radiómetros, reveló que Venus tiene nubes frías y una superficie extremadamente caliente. La última transmisión de la Mariner 2 se recibió el 3 de enero de 1963. Actualmente se encuentra sin funcionamiento en una órbita heliocéntrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *