consumocons

MDM Myrna Morales Márquez

@sobek4

Estamos en plena época navideña, las marcas y el mundo comercial se han encargado de bombardearnos con mensajes que estimulan las compras desde hace un par de meses. Cada vez vivimos la navidad más anticipada.

Diciembre es un excelente mes para impulsar las ventas de productos y servicios, es una temporada en donde las personas  se reúnen, conviven, regalan y algunas cuentan con recursos extras, como el aguinaldo. Más allá de la cantidad de dinero que podamos gastar (lo cual favorece la actividad comercial y abre oportunidades para todos) es importante dimensionar qué estamos adquiriendo y cómo esto impacta al  medio ambiente.

El mundo está en crisis. La reciente Cumbre de Cambio Climático llevada a cabo en París reunió a representantes de 195 países para definir de manera global las acciones en favor de prácticas sustentables y con ello reducir las emisiones contaminantes de bióxido de carbono por la quema de combustibles fósiles (petróleo) y evitar que la temperatura del planeta se incremente 2 grados centígrados al finalizar el presente siglo.

En esta conferencia mundial los intereses de los países se ven afectados debido a su actividad comercial y a sus características naturales. Las islas del Pacífico, por ejemplo, al estar rodeadas de agua son más vulnerables ante el incremento del nivel del mar, y su tamaño limita el crecimiento económico. Países como Brasil, Estados Unidos, China o India al ser potencias de grandes dimensiones demandan una mayor quema de combustibles.

Además del financiamiento, los acuerdos y las restricciones existen otros temas que hacen muy complejo llegar a una solución integral. ¿Qué tiene que ver esto con nosotros los ciudadanos? No podemos esperar a que los gobernantes sigan discutiendo por décadas (llevan 21 años realizando cumbres de cambio climático).

México se encuentra en la lista de los 10 países más contaminantes del mundo. Nuestros hábitos alimenticios por ejemplo (consumo excesivo,  altos contenidos de azúcar) provocan que generemos un alto índice de basura por habitante. Esta época navideña es una buena oportunidad para tomar consciencia sobre tu consumo como individuo, aquí algunos consejos  prácticos:

  • Comidas y reuniones: En alimentos y bebidas, pide sólo lo que vas a consumir (evita los extras) y si eres anfitrión, compra platos, vasos y cubiertos biodegradables.
  • Envolturas: Las envolturas y los moños generan una gran cantidad de papel que finalmente va a la basura. Reutiliza cajas y bolsas de cartón, evita las bolsas de plástico.
  • Compras: En juguetes opta por aquellos de larga duración y que estén hechos de materiales amigables con el medio ambiente, evita aquellos que necesiten pilas.
  • Regalos: Compra cosas útiles y que se puedan conservar, piensa en qué sucede cuando los productos cumplen su ciclo de vida, si se pueden reciclar o van directamente a la basura.

La acción de cada uno tiene un impacto directo en el bienestar de todos. El medio ambiente es un tema público, no privado. En nuestras manos está generar un cambio y nunca es tarde para empezar. ¿Te unes al reto?

 

Myrna Morales
Sígueme

Myrna Morales

Maestra en Mercadotecnia, docente de posgrado en diferentes universidades, triatleta y aficionada a la ecología y la lectura.
Myrna Morales
Sígueme

Últimos posts por Myrna Morales (ver todos)