El estilo vintage ha perdurado en la industria fotográfica e incluso se ha ido adaptando a las nuevas tendencias. Dicho estilo se expresa en el diseño y en las funciones en equipos de marcas reconocidas. Sin duda, las cámaras instantáneas son las primeras en mantener la temática analógica y la nueva Fujifilm Instax Mini 9 confirma esta premisa.

 

Un cámara instantánea muy colorida, entre sus novedades destaca la inclusión de un espejo en la parte delantera para poder realizar selfies en buenas condiciones.

No necesita de tinta ya que los pigmentos se encuentran en el propio papel fotográfico. Para esta cámara hay que usar el Fujifilm Instax Mini Film o Mini Brillo (es el mismo), se coloca fácilmente detrás de la cámara y también existe la versión “Mono Chrome” para hacer fotos en blanco y negro. El tamaño de las fotos es de 62 x 46mm.

 

Mayor creatividad, mismo funcionamiento

El equipo mantiene su funcionamiento práctico y sencillo. Estos modelos requieren el uso de dos baterías AA y películas Fujifilm Instax Mini con un tamaño de 62 x 46mm. Lo interesante de esta nueva versión es que no solo es compatible con las películas a color, sino también con las en blanco y negro.

De esta manera, se puede aprovechar al máximo el uso de la Instax Mini 9 porque su compatibilidad permite explotar la creatividad. Asimismo, el usuario tiene la oportunidad de desarrollar su habilidad en la fotografía vintage con distintos estilos.

 

Fortalezas

+ Manejo simple

+ Nuevo objetivo para primeros planos

+ Distancia mínima de enfoque de 35cm

+ Espejo para selfies

+ Función High Key para fotografías brillantes

+ Cuatro modos de disparo

+ Funciones automáticas

+ Cuerpo ligero con nueva gama de colores

+ Compatible con películas a color y monocromo

+ Precio accesible

 

Debilidades

  • Apertura poco brillante
  • Gasto en películas y en baterías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *