¿SEGURO QUE TE GUSTARÍA PENSIONARTE?

 La intención de este artículo es hacer eco mediante más o menos un resumen del estudio que nos aporta PEDRO VÁZQUEZ COLMENARES G. en su obra “PENSIONES EN MÉXICO LA PRÓXIMA CRISIS”. De igual forma, esta publicación se encuentra sustentada en diversas notas periodísticas que hablan del tema.

El libro hace un recorrido a través de los sistemas pensionarios del IMSS, ISSSTE, CFE, PEMEX, Consejo de la Judicatura Federal, Suprema Corte de la Justicia de la Nación, la Banca de Desarrollo, las Entidades Federativas y Universidades Públicas de los Estados. En esta ocasión, sólo expondremos algunos puntos relevantes sobre el IMSS, ISSSTE, CFE, PEMEX y algunas entidades federativas.

La obra nos deja un mensaje muy claro, el sistema pensionario en México necesita una reforma que sea capaz de dotarle de viabilidad financiera y legal, de lo contrario, muchos trabajadores jóvenes de hoy continuarán con la incertidumbre de saber si en su retiro contarán con una protección económica para su sustento en la vejez, máxime que las condiciones demográficas han ido cambiando a través del tiempo y, lo que en un momento representó una tasa de natalidad alta, ahora ha disminuido.

El índice de natalidad es una cuestión que nos debe preocupar. La mayoría de los 138 sistemas de pensiones públicas que existen en México, que albergan a 4.1 millones de pensionados, están diseñados sobre un sistema de reparto. ¿Qué es un sistema pensionario de reparto o de beneficio definido? Son sistemas pensionarios que se construyen con base en el principio de solidaridad intergeneracional, esto es, que los jóvenes trabajadores aportan junto con sus patrones para fondear las pensiones de los más viejos, esperando que otros trabajadores en el futuro aporten para financiar las pensiones que les correspondan. Si la tasa de natalidad en México está disminuyendo ¿este modelo de pago será suficiente?. La respuesta es no. El gobierno federal tendrá que financiar estas futuras pensiones con cargo al erario público, lo que traerá aparejado un desastre económico en el país.

Este secreto a voces de las pensiones es conocido perfectamente por el gobierno federal. La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunciaron desde enero de 2018 la puesta en marcha de dos pruebas pilotos para estimular a los ahorradores –trabajadores en activo- el interés por el ahorro voluntario mediante el envío de mensajes de texto (SMS); de igual forma existirá una campaña publicitaria en Facebook enfocada a los trabajadores que se encuentran cotizando conforme a la nueva ley del IMSS (Ley de 1997) para incentivarlos al ahorro voluntario, de modo que realicen aportaciones periódicas a su cuenta individual para poder recibir una pensión más o menos decorosa al momento de su retiro (idc. (2018). SMS y Facebook se sumarán al ahorro voluntario. enero de 2018, de idc Sitio web: https://idconline.mx/seguridad-social/2018/01/25/sms-y-facebook-se-sumaran-al-ahorro-voluntario-).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos -OCDE- mediante su trabajo intitulado “Getting it Right” publicado en marzo de 2018, hace diversas recomendaciones para México en materia pensionaria. La principal es, acabar con la tasa tan alta de informalidad, que representa para el segundo trimestre de 2017 56.5%; la más alta de los países de la OCDE y de América Latina. La informalidad, la evasión y el fraude fiscal reducen los ingresos del gobierno, que dificulta hacerle frente a las obligaciones pensionarias. Para apoyar al sistema pensionario en México, la OCDE, propone que las aportaciones que hagan los trabajadores al INFONAVIT tengan portabilidad entre los programas gubernamentales de desempleo o los sistemas de jubilación existentes.

El pago de pensiones y jubilaciones que efectuaron el IMSS y el ISSSTE durante 2017 fue mayor que los ingresos propios que lograron recaudar. El Instituto Mexicano del Seguro Social obtuvo ingresos propios por 312,638 millones de pesos, mientras que el gasto que destinó a pensiones y jubilaciones fue de 345,576 millones de pesos, es decir, existe un déficit presupuestario de 32,938 millones de pesos. Como consecuencia de lo anterior el instituto tuvo que reducir su gasto destinado a materiales y suministro a un 9%. El ISSSTE obtuvo ingresos propios en cantidad igual a 78,265 millones de pesos, mientras que su gasto destinado al pago de pensiones representó 188,222 millones de pesos, lo cual se traduce en un déficit presupuestario igual a 109,957 millones de pesos, que de igual manera representó que su gasto programable fuera del 6% destinado a materiales y suministros. El pago de pensiones en ambos casos está mermando la eficiencia en la atención médica en la población derechohabiente (elizabeth albarrán. (2018). PAGO DE PENSIONES SUPERA INGRESOS DEL IMSS E ISSSTE. febrero 2018, de el economista Sitio web: https://www.eleconomista.com.mx/sectorfinanciero/Pago-de-pensiones-supera-ingresos-del-IMSS-e-ISSSTE-20180220-0137.html).

La actual Ley del IMSS, vigente desde 1997, afectará a más 5 millones de personas con 65 años de edad que no podrán recibir una pensión de vejez para el año 2021, ya que no contarán con las 1250 semanas de cotización que les exige la ley para pensionarse.

El gobierno mexicano destinó como gasto pensionario el 3% del PIB en 2017, mientras que el ingreso tributario anual del gobierno en ese mismo año fue del 12%. Con estas cifras se prevé que para 2030 la proporción al gasto en pensiones aumente a un 6%, es decir, se estaría gastando la mitad de lo recaudado en pensiones.

En el caso de las paraestatales, PEMEX en el año 2010 contaba con 72 mil jubilados que representaban el 47.7% respecto de la plantilla de plazas activas ocupadas (150 mil), es decir, casi la mitad de sus trabajadores –activos y jubilados- se encuentran recibiendo un pensión por años de servicio. Comisión Federal de Electricidad cuenta con 67,930 trabajadores activos y 35,144 pensionados (52% de su plantilla están pensionados). Estas cifras sin duda llevarán a un caos inminente por los pasivos laborales que represetan.

Una de las preocupaciones más grandes -no tomando en cuentas todas las anteriores- son los sistemas pensionarios de las entidades federativas. La mayoría de éstas se encuentran sin un plan de financiamiento a futuro y requieren mensualmente aportaciones extraordinarias del gobierno federal para cumplir con sus obligaciones pensionarias. Los Estados de Chihuahua, Veracruz, Hidalgo, Nayarit, Estado de México, Morelos y Puebla se encuentran sin suficiencia presupuestaria y requieren de aportaciones extraordinarias para pagar las pensiones en curso de pago de sus trabajadores que laboraron en alguna dependencia estatal.

Muchos de los que estamos percibiendo un ingreso con motivo de nuestro trabajo tenemos un plan de inversión inmediato para nuestro dinero, sin embargo; nos hemos olvidado de que algún día estaremos en edad senil y, principalmente, no hemos tomado en cuenta que existe una gran posibilidad de que el gobierno federal tome la postura de países como Chile, el cual se declaró sin fondos para poder cubrir miles de pensiones. Es hora de que en lo individual tomemos cartas en el asunto para un futuro incierto.

Manuel Sandoval

Manuel Sandoval

Amante de la lectura, apasionado del Derecho. Pasante de la Maestría en Derecho Privado por el Instituto de Estudios Avanzados de Oriente, Maestrando en Derecho Fiscal por la Escuela Libre de Derecho de Puebla, Licenciado en Derecho por el Instituto de Estudios Avanzados de Oriente, litigante en materia Fiscal y Administrativa, asesor jurídico en Derecho Corporativo.
Manuel Sandoval

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *