En días recientes se ha desatado una gran polémica por el dicho del presidente Peña Nieto en el sentido de que los trabajadores no verían ni un solo peso de su pensión si se cancelaba el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Esta tergiversación de las declaraciones del presidente se dan en el marco de las campañas electorales y como tal es falsa.

Lo anterior inició una serie de despropósitos y aún algunos abogados que conozco, que supuestamente deberían estar mejor informados, comenzaron a proponer solicitar amparos en contra de las AFORES por haber invertido en el NACDMX sin “su autorización”. Lo anterior es una tontería nacida de la desinformación.

Lo que en realidad declaró EPN fue: “el proyecto del aeropuerto está construido al amparo de un diseño institucional y está anclado sobre elementos financieros y de mercado que, de suspenderlo, tendría un altísimo costo para el país y un altísimo costo para quienes han invertido… Los fondos de pensiones que tienen resguardado el dinero de los trabajadores, están invertidos en el aeropuerto. Si tú lo cancelas, le vas dar un raspón muy fuerte”, añadió.

Ahora bien. ¿Qué es una AFORE?

Según la página web de Profuturo, Una Afore (Administradora de Fondos para el Retiro) es una institución financiera privada que se encarga de administrar los fondos para el retiro de los trabajadores afiliados al IMSS y al ISSSTE

Lo hace a través de cuentas personales que asigna a cada trabajador, en las que se depositan las aportaciones hechas a lo largo de su vida laboral.

Para lograr que los fondos de retiro crezcan, las AFORES se invierten en SIEFORES ((Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro).

Estas Sociedades manejan fondos en inversiones de bajo riesgo y grandes rendimientos basándose la edad y expectativa de vida laboral de los trabajadores.

Como tal, las SIEFORES buscarán invertir en instrumentos que generen intereses y ganancias al capital de los fondos para el retiro.

En el caso que nos ocupa, esta inversión está “bajo el marco de la ley. El porcentaje de lo que invirtieron es menor al 1% del total de las Afores señaladas, es decir, es una apuesta a largo plazo que tiene cierto riesgo, pero con una promesa de rendimiento buena” como lo señala Jorge López Pérez, miembro del Comité Consultivo y de Vigilancia de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), según lo explicó al medio Verificado 2108, que se encarga de investigar las noticias falsas que se difunden por diferentes medios.

López Pérez explicó a Verificado 2018 que en el peor escenario posible, considerando la cancelación total del nuevo aeropuerto, los trabajadores perderían únicamente el 0.97% de su dinero, es decir, 97 centavos por cada 100 pesos. Y sólo de quienes tienen dinero en las Afores que invirtieron en el aeropuerto: de las 11 afores que hay en el país, cuatro invirtieron en el aeropuerto, que son Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte.

Debemos recordar que, por ley, los trabajadores pueden cambiar de AFORE si los rendimientos que le ofrece su actual AFORE no les parecen adecuados o si las comisiones que les cobran les parecen demasiado altas.

De lo anterior se desprende que no hay motivo de alarma, pero si de preocupación. No por la inversión de las SIEFORES en el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, sino en la falta de información que exhiben muchos mexicanos, lo cual hace que sean fácilmente manipulables.

Aún cuando en estos tiempos es relativamente sencillo tener acceso a información por muy variados medios, parece que la mayoría se sigue dejando influenciar por noticias falsas o al menos alteradas sin tomarse la molestia de verificar la autenticidad de las mismas o de investigar la información que circula libremente en internet.

Ese es un punto para reflexionar como ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *