Pasan los años y se superan obstáculos pero siempre existen nuevos retos, estoy convencido de que la única alternativa es crecer. Pero nadie puede crecer correctamente si no hace que los demás crezcan, los hijos deben enfrentarse a sus propias limitaciones, no se les puede resolver todo (aunque se les vaya cuidando), las personas con las que trabajas y dependen de ti deben desarrollar sus capacidades e incrementar sus conocimientos y su responsabilidad.

He observado que cuando un padre sobre protege a sus hijos o cuando se les presenta como un ejemplo inalcanzable les detiene el crecimiento. Lo mismo pasa con las personas que trabajan contigo, subestimarlos es limitarlos, lograrlo solo es lograr muy poco.

Cuando haz enseñado a un niño a andar en bicicleta puedes considerar que eso es una metáfora de la vida: tienes que dejar que sea él quien se suba a pedalear, no hay otra opción, lo cuidas y lo sujetas del asiento de la bicicleta pero él lleva el manubrio y sólo escucha tu voz, tiene que mirar al frente, de pronto sueltas la bicicleta y el niño sigue pedaleando escuchando únicamente tu voz, si tu le transmites confianza él seguirá pedaleando, se va a caer un par de veces pero eso no debe detener el aprendizaje, tienes que levantarlo cariñosamente y luego repetir el procedimiento. De pronto, y yo digo que ese es un momento mágico, él pedalea con tanta confianza que ni cuenta se da de que avanza sin tu ayuda, es hasta que oye cómo tu voz se aleja que entiende que lo ha logrado.

Cuando haz enseñado a un niño a andar en bicicleta sabes que su sonrisa a lo lejos y su mirada que irradia confianza son signos de que estás ayudándolo a crecer. Guiar, alentar, levantar y soltar. Crece el discípulo y crece el maestro.

No paremos de ayudar a crecer para crecer, ánimo.

Gustavo Rosas Goiz
Sígueme

Gustavo Rosas Goiz

Lo mío es contar, por eso cuento lo que se cuenta.
Lo que sé: cuenta.
Gustavo Rosas Goiz
Sígueme

Últimos posts por Gustavo Rosas Goiz (ver todos)

One thought on “Lección de bicicleta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *