Gustavo Rosas

Días grises

Cada día tiene su reto, en algunas ocasiones como parte de un reto mayor, te escribo esto a tí porque se que algunas veces te sientes solo en esta vorágine de sentimientos y situaciones que ocurren cada día, esperar no es fácil, el trabajo sin recompensa agota y sin embargo es necesario para llegar a la meta.

No niego que me he sentido abatido y presionado, he pasado semanas y meses sin la efectividad necesaria, no he logrado resolver lo que he trabajado durante tantos meses, se me han desdibujado los caminos trazados y ya no encuentro la ruta.

Hammerhold dijo que justo en donde las fuerzas te abandonan y las piernas se quiebran, estás a punto de llegar a la meta. Es aquí en donde persistir no es una opción, es lo único.

Nos separan un par de pasos de la cumbre, los más difíciles sin duda, sólo la fe en medio de la ventisca nos guía, el recuerdo de aquel abrazo de amor nos infunde el valor necesario. Un paso más, un día más, ya estamos a punto de llegar.

Gustavo Rosas Goiz
Sígueme

Gustavo Rosas Goiz

Lo mío es contar, por eso cuento lo que se cuenta.
Lo que sé: cuenta.
Gustavo Rosas Goiz
Sígueme

Últimos posts por Gustavo Rosas Goiz (ver todos)

Gustavo Rosas Goiz
Lo mío es contar, por eso cuento lo que se cuenta. Lo que sé: cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *