Rosendo Rosas

Siete años (continuación)

…Nunca pensé que una página web además de contenido requiriera de una serie de personas involucradas para que pudiera mantenerse.

Tuve que contratar a un Ingeniero que administrara la página. Después de un tiempo el sitio ya estaba administrado, el dominio estaba adquirido, solo un pequeño detalle, no tenía contenido y diseño.

Faltaba diseño a la página así que pensé que con contratar a un diseñador o diseñadora tendría el asunto resuelto, procedí entonces a buscar un diseñador pensando que había vencido otro obstáculo.

Así que en un corto tiempo me encontré con dos nóminas que cubrir, sin contenidos y sin un rumbo fijo.

Pensé que las empresas se podrían anunciar en mi página como publicidad, para poder patrocinar este proyecto, ¡que iluso! Me di a la labor de invitar a algunos amigos a que se promocionaran gratis pensaba que si no pagaban no iba a haber problema en anunciarse e iba a ser el gancho para atraer a otros interesados. Lo comente con algunos conocidos que se mostraban excépticos, pero mi mayor decepción fue cuando le comente a una amiga si podría anunciar su restaurante y me dijo ¿que beneficio me representaría? La respuesta era más que evidente. Ninguno. Pero a mí tampoco me representaba un beneficio.

Varias veces por los costos de operación y la falta de contenidos he pensado en dar por terminado el proyecto, pero el espíritu de compartir sin esperar nada a cambio es lo que me hace persistir un día más.

Un día se me ocurrió una magnífica idea (como la de la comunidad) de poder rentar un software administrativo y ofrecer el servicio a todos los usuarios de la web, pense en el proyecto y comencé con la investigación. Mi objetivo era poder rentar un sistema administrativo por internet, que lo pudiera rentar cualquier persona en el mundo y que me permitiera seguir compartiendo conocimientos.

Arrancar este negocio me llevo dos años y bueno propio de mi historia a punto de abandonar nuevamente. Finalmente y después de dos años descubrí que lo que necesitaba era un programador, ¿pero donde lo podría conseguir?

Lo encontré, le platiqué mi intención y afortunadamente me pudo ayudar en este proyecto. Después de cuatro años pude, arrancarlo y actualmente este proyecto es el que nos sostiene, con sus altas y bajas, ustedes lo pueden ver en www.pymesobreweb.com y ojalá algún día la visiten. Pero ahí surgió otro problema. Necesitaba un vendedor y otro ingeniero que me administrara los servidores. Más personas a la nómina. Sin generar aún.

Para iniciar el proyecto de renta de software nos asociamos con un amigo llamado Bartolomé, él tenía unos servidores nuevos y en ese momento nos asesoraba en la oficina. Le comenté sobre este negocio y la posibilidad de ser socio de la Comunidad y amablemente acepto, creo que esta sociedad ha sido de los mayores aciertos de este proyecto.

Un día se presentó un primo y me vendió la idea de poner un canal de televisión en la página, que para vender capacitación, transmitir eventos, y todo lo que se nos ocurriera. Me vendió la idea y caímos (incluyo a mis hermanos y a otro primo) redonditos. Así nació TV online. Un acto meramente accidental, derivado de un momento de ilusión, y bueno ahora es una realidad.

Nunca pensamos que también un canal de TV necesita de programas. Nuevamente una falta de planeación nos generaba un gasto adicional.
Un día haciendo cuentas me encontré con los siguientes gastos fijos:

Un ingeniero.
Un diseñador.
Un vendedor.
Otro ingeniero que vigilara la producción de los servidores.
Un canal para transmitir TV por internet en vivo.
Un proyecto que sigue vivo.

Mis hermanos y mis socios nunca me han cuestionado el gasto que nos genera la Comunidad, al igual que yo creen en el proyecto, pero para mí es una continua y constante preocupación.

Entre angustias y uno que otro acierto ha pasado la vida en esta “comunidad”. Afortunadamente no pretendemos ni si quiera como una remota posibilidad poder obtener algún rendimiento con este proyecto pero tampoco tener que estar subsidiando una idea, pero en fin si quiero que algo resulte debo aguantar.
Hace apenas unos días, tuve la brillante idea (si sigo así voy a quebrar a mis hermanos) de contratar a unas columnistas para que escribieran en la página, después de algunos meses donde se llenó de contenidos analicé la acción y me pude dar cuenta que lo que sucedía es que al pagar un artículo rompía con el espíritu de la comunidad sobre dar conocimientos de manera gratuita, si pagaba por un artículo no tenía sentido continuar con este proyecto.

Finalmente hoy me encuentro buscando alguien que quiera incorporándose a esta noble labor, actualmente contamos con:

Una página web.
Una cuenta en Facebook.
Una cuenta en Twitter.
Un canal de televisión por internet.

Solo estamos en espera que como nosotros existan más personas que “Quieran dar conocimiento de manera gratuita a quien lo necesite” y que quieran que les publiquemos o que los entrevistemos en nuestra página. Solo espero poder seguir escribiendo esta historia dentro de siete años.

Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Rosendo Rosas Goiz

Esposo y padre de familia, 12 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.
Rosendo Rosas Goiz
Sígueme

Últimos posts por Rosendo Rosas Goiz (ver todos)

Rosendo Rosas Goiz
Esposo y padre de familia, 12 veces IRONMAN 70.3, maratonista, amante de los perros. Fundador de la Comunidad del Conocimiento A.C. Maestro y especialista en Derecho Fiscal, Contador Público Certificado y Abogado.
http://chendiux.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *